Menu

La arquitectura trata de las cosas que se pueden medir y las que no... las que solo se pueden sentir.

Tan nítida y cristalina y tan sutil, luminosa y espectacular como una gema perfectamente cortada. Concebida y pulida a la perfección: no para quedar bonita, sino buscando un brillo, una profundidad y una distinción genuinas.

Diseños inspirados en los apartamentos más señoriales del Manhattan de antes de la guerra... y aún así completamente eternos, auténticos, modernos y acogedores.

Con el amplio espacio y la luz natural que penetra en las habitaciones, hemos empezado a considerar cada apartamento como una casa colocada sobre otras casas... como un chalet en el cielo Ver el vídeo